Collar Mallorca Plata

, ,

95,00 160,00 

Limpiar

Las joyas básicas definitivas, listas para combinar entre ellas y con tus joyas más atrevidas, creando looks personalizados. Collares con cadena de plata combinados con piedras preciosas y semipreciosas.

  • Espinelas negras
  • Diamante gris sin pulir
  • Lágrimas en cuarzo rutilo, aguamarina y prasiolita
  • Largo 40cm
  • Cadena plata de ley

Cada joya y material requiere un cuidado específico. Tenemos una sección completa dedicada al cuidado y limpieza de las mismas. Puedes leer todos los detalles haciendo clic aquí 

Diamante

Nuestros diamantes se obtienen éticamente de proveedores que siguen prácticas libres de conflictos y socialmente responsables, con un grado de pureza VS1.

Plata de Ley

La Plata de Ley 925 es una aleación compuesta por un 92,5% de Plata pura y un 7,5% de Cobre. Chapamos nuestras joyas de plata en rodio, lo que le da brillo y durabilidad extra. El rodio es uno de los metales preciosos más costosos debido a su rareza.

Piedras Naturales
Todas nuestras piedras preciosas son piedras minerales genuinas que son muy apreciadas por su belleza, longevidad y rareza. Utilizamos una variedad de piedras preciosas naturales de grado AAA.

La historia dice que la joyería fina es para grandes ocasiones.

Nosotras decidimos olvidar las ocasiones y celebrar el día a día!

ediciones exclusivas hechas e inspiradas por ti.
Cada colección representa la creación de un nuevo mundo para la mujer actual: con estilo, independiente y fiel a sí misma

Nos has podido ver

Ir arriba
Collar Mallorca Plata

PRODUCTO HECHO POR ENCARGO

Si has elegido la opción “Hecho por Encargo”, ten en cuenta que este artículo se fabrica especialmente para ti, no se puede cambiar ni es reembolsable.

Los artículos hechos a mano y con piedras naturales pueden variar ligeramente de color y forma respecto a la imagen mostrada.

El tiempo de espera para su fabricación puede oscilar entre 2 a 4 semanas.

Aquí está tu 10% de descuento.​

Dónde te lo enviamos?​

No te preocupes, nosotros también odiamos el spam.